Juan Pedro Aparicio deja la dirección del Instituto Cervantes de Londres

2008-04-26_IMG_2008-04-19_02_11_55__31991“Lo que sigue aquí es la vida sin mí”
El escritor leonés dejará en septiembre la dirección del Instituto Cervantes de Londres.

 

El escritor leonés se prepara ya para hacer las maletas y, antes de cerrar las cremalleras, hace repaso de todo lo que se lleva después cinco años como director del Instituto Cervantes de la capital inglesa. Será este un exceso de equipaje de los que se pagan con gusto, ya que para Juan Pedro Aparicio Londres es “una fuente de enseñanza impagable para los españoles”.

Se aprende del contraste, recalca el premio Nadal, que ha sido testigo de excepción de un periodo de constante crecimiento del interés foráneo por lo hispano que todavía tiene que alcanzar su punto más alto. “La propia sociedad inglesa no es muy consciente aún de que tiene ese interés por el español y la cultura española; no lo han interiorizado, pero ahí está”.

A nivel personal, Aparicio valora la experiencia en el Cervantes sobre todo por las distintas personas con las que se ha ido encontrando por los pasillos y salones del edificio señorial de Eaton Square. “Esto es una Universidad muy cualificada, por aquí han pasado tanto escritores como especialistas en multitud de campos. Me he divertido con muchos y he aprendido de todos”, pondera el autor de Retratos de ambigú.

No obstante, el Juan Pedro Aparicio actual sigue teniendo el carácter reivindicativo inherente que le caracterizaba ya en su juventud, cuando formaba parte activa del movimiento antifranquista. Así, pasa el relevo a Isabel Lorda recomendándole que continúe su lucha porque el Instituto “tenga unos medios más acordes con lo que es España hoy” y, desde luego, por “rescatar la biblioteca de la parte menos visible de la casa, ya que la biblioteca de una institución cultural debería ocupar su parte más noble”.

Como los “cuentos cuánticos” de su obra más reciente, El juego del diábolo, el leonés derrocha ironía y precisión a la hora de expresarse. Con cierto punto nostálgico, mira hacia delante y admite que lo que sigue en el Cervantes tras su marcha es la continuación de una actividad de difusión del español de la que él ya no formará parte. “Lo que sigue aquí es la vida sin mí”, sentencia.

Pero eso no es del todo cierto. Tiene deberes a la vuelta. Recientemente nombrado comisario de la Comisión Conmemorativa de los 1.100 años del Reino de León, Juan Pedro Aparicio acudirá a su tierra para dejar claro que es la cuna del parlamentarismo y no Inglaterra como se ha creído tradicionalmente. Así lo afirma el historiador australiano John Keane en su obra Vida y muerte de la democracia y así lo defenderá Aparicio, que asegura que “si conoces León, comprendes por qué el Parlamentarismo nació allí y no en otro sitio. No porque sean gente especial, sino porque siempre han exigido poder decidir qué hacer con lo que es suyo”.

Además, a su vuelta a Madrid, donde fijará de nuevo su residencia, se tomará el tiempo para darle forma a su nueva novela; una obra de tintes históricos muy relacionada con Inglaterra. Lord Holland y Jovellanos andan juntos en las notas del todavía director del Instituto Cervantes de Londres. “Un montón de cuadernos que ahora tengo que convertir en literatura”, se propone.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: